Tuesday, January 13, 2009

Poligamia

La Poligamia


Una de las inquietudes más grandes de los mormones trata de la poligamia. La poligamia es una situación donde un hombre se casa con varias mujeres. Dios mandó que los patriarcas de la Biblia como Abraham y Jacob (Israel) practicaran la poligamia. Los lectores de la Biblia saben quiénes son los doce hijos de Jacob, y las doce tribus de Israel que son los descendientes de esos hijos. Es sorprendente que muchas de las personas que conocen la Biblia y sus historias ignoran el hecho de que no todos esos hijos compartían la misma madre. Al igual que Abraham, Jacob, y otros profetas bíblicos, Dios mandó a los Santos de los Últimos Días (los santos) a que practicaran la poligamia en las primeras décadas de la historia de la iglesia.


Existen muchos “mitos mormones” que tratan de explicar porque Dios mandó que los santos practicaran la poligamia. Hay personas que creen que Dios mandó esta práctica porque en los primeros años de la iglesia, había mucha persecución que resultaba en la muerte de muchos hombres. Muchos hombres murieron como resultado de esa persecución. Hombres dejaban a sus familias para servir una misión, y para servir en las fuerzas armadas. Algunas personas dicen que estas actividades dejaban a muchas mujeres quienes no podían depender de un hombre para el sostén de sus familias, y que Dios instituyó la poligamia para que las mujeres pudiesen tener un hombre para velar por sus necesidades.


Los que creen en este “mito,” y otros “mitos” similares tal vez tengan razón en parte, pero la verdad es que no sabemos exactamente porque Dios mandó que los santos practicaran la poligamia. En mi opinión, hay dos razones por las que el pueblo verdadero de Dios ha practicado la poligamia. Una de esas razones se encuentra en el libro de Jacob en El Libro de Mormón.


30 “Porque si yo quiero levantar posteridad para mí, dice el Señor de los Ejércitos, lo mandaré a mi pueblo; de lo contrario, mi pueblo obedecerá estas cosas.”


Esta escritura nos dice que El Señor puede mandar a su pueblo a practicar la poligamia para levantar una posteridad para Él. Los hombres no son los que deciden cuando esta práctica se debe hacer, o cuando no se debe hacer. Dios es el que lo decide. Si Dios quisiera que los hombres practicaran esta forma del matrimonio, Él comunicaría el mandamiento a su profeta en la tierra, y seguramente el Espíritu Santo testificaría al corazón de los santos fieles que es una práctica mandada por Dios, y los santos fieles obedecerían el mandamiento. En el año 1890 la Iglesia de Jesucristo se enfrentaba con mucha oposición política en cuanto a la poligamia. Algunos de los líderes se vieron forzados a esconderse para evitar la cárcel. Hay personas que dicen que fue esa oposición política que hizo que los líderes de ese tiempo descontinuaran la práctica de poligamia. Esas personas rechazan la idea de que Dios reveló a su profeta Wilford Woodruff que la iglesia discontinuara la práctica. Wilford Woodruff reconoció que había un problema grave, y en vez de buscar las ideas o los consejos de los hombres para superar el problema, él oró, meditó, y buscó la guía de Dios para saber qué hacer en cuanto al asunto. Despues de luchar toda una noche con el Señor en oración Presidente Woodruff llegó a su oficina con el texto de lo que llegaría a ser el “manifestó.” En cuanto a su búsqueda de revelación y guía de Dios, el Presidente Woodruff comentó “aquí está el resultado.” Leer el Manifesto.


Tristemente hubo personas que no podían aceptar la voluntad de Dios en cuanto a la discontinuación de la poligamia, y la mayoría de esas personas se apartaron de la iglesia o fueron excomulgadas. Hoy en día, si un miembro de la iglesia participa en la poligamia, y rehúsa arrepentirse de ese pecado, esa persona es excomulgada de la iglesia. Los mormones sencillamente no practican la poligamia.


Para mí, la segunda razón por la que los mormones practicaban la poligamia es por obediencia. La obediencia siempre ha sido un principio del evangelio verdadero de Cristo. Cuando Dios manda que los hombres hagan algo, no importa si entendemos porque, y no importa que tan difícil sea el requisito, nosotros obedecemos a Dios. Así como Dios mando que Noé construyera el arca, Dios mandó que José Smith y otros hombres practicaran la poligamia. Así como Noé obedeció, José obedeció.


Algunas personas tienen la idea de que José Smith instituyó la poligamia para satisfacer sus propios deseos carnales. Para mí no puede existir una idea más mal informada e incorrecta. José llego a saber del mandamiento de la poligamia muy temprano en el proceso de la restauración de la iglesia verdadera. Para mí, hubiera sido muy insensato de su parte tomar una decisión basada en sus propios deseos. La iglesia recibió muchísima persecución como resultado de la práctica de poligamia. Es muy probable que la iglesia no hubiera sobrevivido tanta persecución si no fuera por el apoyo de Dios, y si José hubiera instituido la poligamia por sus propios deseos, Dios no hubiera apoyado los miembros, pues Dios odia al pecado sexual.

José Smith hizo lo que los profetas bíblicos han hecho en cuanto al mandamiento de practicar la poligamia han hecho: obedecer. Un profeta verdadero de Dios actúa con fe, sin dudar. José obedeció un mandamiento de Dios cuando instituyó la poligamia. Si no hubiese sido un mandamiento de Dios, no José, ni otro miembro fiel de la iglesia hubiera practicaba la poligamia (Brigham Young comentó que prefería morir antes de practicar la poligamia, pero él sabía que era mandamiento de Dios, y que había que serle fiel a Dios). Posteriormente, cuando Dios mandó que su pueblo discontinuara la práctica, Presidente Woodruff obedeció también. En la actualidad nosotros seguimos obedeciendo la revelación que Presidente Woodruff recibió.

Hace poco una persona me preguntaba porque ha cambiado tanto Dios en cuanto al mandamiento de la poligamia. Esa persona pretendió descreditar la iglesia utilizando ese punto de vista. Le recordé a esa persona que nosotros no estamos en ninguna posición de imponer nuestra voluntad sobre Dios. Lo único que podemos hacer es orar, meditar, y tener fe en cuanto a esas cosas. Si tenemos un testimonio de que Dios tiene profetas sobre la tierra, podremos confiar en lo que ellos enseñan. Recordemos que profetas bíblicos obedecían a Dios en cuanto a la poligamia, y nosotros sencillamente estamos haciendo lo mismo. El hecho de que Dios nos da un mandamiento, y luego manda que discontinuemos esa práctica no quiere decir que la iglesia tenga enseñanzas equivocadas. Al contrario, es evidencia de que los profetas, líderes de esta iglesia, están en contacto continuo con Dios, así como los profetas de antaño.

Una cosita más… de nuevo no sé si esto es doctrina oficial de la iglesia (no lo tomen así sin investigar un poco más!), pero me parece interesante. Un amigo me dijo una vez que Dios instituyó la poligamia en nuestros tiempos como cumplimiento de la profecía de Hechos 3:19-21 que menciona que habrá una restauración de todas las cosas. Seguramente la poligamia fue una “cosa” (o una parte importante) del antiguo testamento. Para que una iglesia sea la iglesia verdadera, la iglesia tiene que manifestar una restauración de todas las cosas (revelación, profetas, apóstoles, sacerdocio, etc.). Mi amigo sugiere que una de esas cosas fue la poligamia, y como ya tuvo una parta en nuestros tiempos, Dios mandó que se discontinuara la práctica. Aun que esto me parece otro “mito mormón” en parte, la parta que trata de la restauración de todas las cosas es verdad. Afirmo que esta es la única iglesia verdadera sobre la faz de la tierra porque todas las cosas que tienen que ver con el evangelio verdadero que han existido en cualquier dispensación antigua han sido restauradas en nuestros tiempos. Esto no quiere decir que otras iglesias no tengan verdades. Cada iglesia que enseña fe en Cristo es una iglesia buena. Pero para tener toda la verdad, hay que tener todas las cosas que Dios ha revelado a los hombres en la tierra.

Dios manda que los hombres cumplan con sus mandamientos. Los Santos de los últimos días hicieron precisamente eso. La poligamia es una parte de nuestra historia, y no nos avergonzamos de esa historia, pues manifiesta que somos un pueblo obediente ante todos los desafíos que pueden existir.

Jonathan

Mas en cuanto a la doctrina oficial de poligamia.

3 comments:

Jorge said...

Me parece que tus argumentos son invalidos. Dices que Joseph Smith era un profeta de Dios porque obedecia los mandamientos de Dios como la poligamia, y que la poligamia es un mandameintom de Dios porque fue obedecida por Joseph Smith. Este arguemnto es circular y no tiene ninguna base. La verdad es que en la Biblia nunca Dios ordeno la poligamia en ninguna parte, claro que a ti eso probablemente no te preocupa (lo que dice la Biblia)

antonio said...

Hola, si no mal recuerdo jacob fue engañado para tener mas esposas, en el caso de salomon, es irrefutable que el tenia el consentimiento de Dios para tener mas de una esposa, pero especificamente no hay una escritura en la biblia que indique como mandamiento dicha ley,lo que si esta comprobado es la practica de la poligamia en tiempos biblicos por grandes personajes, como lo fue salomon o jacob por citar solo unos ejemplos de poligamia.
La biblia es solo una recopilacion de libros hasta ahora "aprobados" por el cristianismo, en principio por la iglesia catolica (organizados y recopilados segun su "criterio"). La biblia en algunos temas guarda silencio y controversia, asi que como metodo para aclarar ciertos temas es incipiente, es demasiado arriesgado juzgar ciertos criterios religiosos en base a la biblia, textos que se han deformado por doctrinas de sectas de la epoca despues de la muerte de Jesus, despues de haber sido predicha la apostasia. La biblia hace referencia a la verdad, sin embargo es peligroso tomarsela al pie de la letra.

Jon said...

Como que se olvidan de un tal Israel que tuvo doce hijos....o creen que tuvo los doce con una sola mujer? Al leer el texto de la biblia queda muy claro que Israel practicaba la poligamia.

Counter
Electronics Outlet Store